Preparación

  1. Para empezar, precalienta el horno a 200º. Parte las berenjenas por la mitad en dos partes iguales a lo largo. Realiza cortes a la carne de la berenjena, sin dañar la piel. Introduce los 4 trozos de berenjena en el horno con sal y pimienta. Hornea 22 minutos. Retira la carne de las berenjenas con una cucharilla y reserva todo.
  2. En el procesador de alimentos monta las cuchillas e introduce los pimientos, la cebolla, el tomate en trozos grandes. Pica 10 segundos a velocidad 4 hasta obtener un picado fino.
  3. Pon el aceite en el bol y añade las verduras del punto anterior. Sazona. Monta la batidora flexible y programa 10 minutos a 105º en posición 2 de remover.
  4. A continuación, añade la carne picada y cocina 2 minutos más. Rectifica de sal.
  5. Mezcla el relleno con la bechamel y la carne troceada que has retirado de las berenjenas. Rellena las berenjenas. Remata con queso para gratinar en la superficie.
  6. Precalienta el horno a 200º e introduce las berenjenas en la bandeja durante 5 minutos y finalmente, 2 minutos de gratinador a 250º. Ya tienes las berenjenas rellenas listas.
  7. Sugerencia de presentación: sirve las berenjenas con unos tomates cherrys salteados sobre una reducción de balsámico de Módena. ¡Delicioso!
  8. Para el salteado, introduce los cherrys 6 minutos a 140º en aceite y orégano, en el bol con batidora flexible y posición 3 de remover. Super fácil.

Descarga la receta de berenjenas rellenas aquí.