Preparación

  1. Coge el procesador de alimentos y coloca las cuchillas, pica el ajo y la cebolla, pulsando P. Resérvalos.
  2. Corta la calabaza en varios trozos dejando la piel y realiza el mismo procedimiento anterior. Reserva.
  3. Introduce en la olla de inducción todos los ingredientes, incluidos la cebolla, el ajo y la calabaza, coloca el gancho de amasar y programa la máquina a velocidad 2 durante 8 minutos para amasarlo, no debe quedar muy líquida.
  4. Para terminar en una sartén, se recomienda que sea profunda, cólmala bien de aceite y ponla en el fuego a máxima temperatura, cuando esté caliente el aceite baja el fuego a la mitad y con la ayuda de una cuchara introduce las bolitas de la masa elaborada, con la reacción del aceite crecen en su volumen, pasados unos 40 segundos dales la vuelta con ayuda de unas pinzas. Recuerda tratarlas con delicadeza cuando le des la vuelta, para que no se rompan.
  5. Déjalas reposar sobre papel absorbente y luego sírvelas, es recomendable comerlas tras su fritura pues frías pierden textura y sabor.

Descarga la receta de buñuelos de calabaza aquí.