Preparación

1.Coloca el gancho de amasar en la olla de inducción y añade todos los ingredientes para elaborar la masa. Programa 2 minutos sin temperatura y a velocidad 2. Déjala reposar durante 1 hora a temperatura ambiente y tapada con film.
2.Pasado la hora, crea bolas de 100 gr. de pasta y espolvoréalas con un poco de harina. Programa el pasta maker a velocidad 2 y pasa la pasta por la boca del accesorio con ayuda de una espátula para introducirla y una vez haya cogido forma, córtala al gusto y espolvoréala con harina. Para la máquina cada vez que cortes para no alterar la forma de la masa.
3.Coloca el gancho K en tu Cooking Chef y programa 15 minutos a 100º y a velocidad 3. Una vez hirviendo, añade un poco de aceite y sal e incorpora la pasta. Al terminar, déjala enfriar y reserva.
4.Coloca el disco de rallado fino en el procesador de alimentos y ralla el queso.
5.Coloca el gancho K en la olla de inducción, añade el aceite y programa 20 minutos a 100º y a velocidad 2. Añade la cebolla una vez el aceite esté caliente. Agrega el bacon con sal y pimienta al gusto y una vez dorado puedes añadir la nata y baja la temperatura a 90º. Deja cocinar lentamente.
6.Una vez cocinado, añade la pasta a la salsa y programa 2 minutos a 100º y a velocidad 2.
7.Sírvelo en el plato con queso rallado y orégano.

Descargar receta Espirales con bacon y queso aquí.