Preparación

Descubre el vídeo de la receta al final de la página

  1. Se empieza haciendo el Ketchup. Se calienta el aceite y se pocha la cebolla picada finamente. Antes de que empiece a tomar color, se añade el tomate triturado y se saltea unos minutos.
  2. Se añaden el resto de ingredientes del ketchup y se deja cocer a fuego suave hasta que quede concentrado. Hay que remover para que no se pegue y hay que tapar, para evitar salpicaduras, pero dejando también que salga el vapor
  3. Yo lo he hecho en el robot Cooking Chef, que facilita mucho este tipo de preparaciones, simplemente se programa 80º y 50 minutos
  4. Cuando está bien concentrado, se guarda en tarros o botes de cristal, y se deja reposar un día o dos, para que se asienten bien los salbores
  5. Para hacer los nuggets, se pica la carne de pollo y se mezcla con el resto de ingredientes, se sazona con sal y pimienta y cuando está todo bien ligado, se forman los nuggets. Para que salgan todos de igual tamaño, yo utilizo un dispensador de helado.
  6. Se forman toman pequeñas porciones de la masa, se pasan por harina, huevo y pan rallado y se les la forma. Se pueden hacer en cantidad, porque congelan muy bien.
  7. Se fríen en abundante aceite de oliva bien caliente. Cuando están dorados por ambas partes, se dejan sobre papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite, y se sirven acompañados del ketchup.

Decarga aquí la receta de nuggets y ketchup casero