Preparación

  • Monta el procesador de alimentos y con el disco de rallar fino, ralla el queso. Reserva.
  • Forra un molde de plum cake con papel film y ve poniendo por capas, en este orden: 2 rebanadas de pan de molde, pisto, rodajas de huevo duro. Haces 2 capas y cubres la última con 2 rebanadas de pan de molde. Envuelves el pastel y lo dejas reposar en la nevera durante dos horas, con un peso encima.
  • En el bol, introduce el aceite y la mantequilla, monta la batidora flexible, programa 120º, velocidad 1 de remover y cuando llegue a 100º, añade la harina y programa 5 minutos a la misma temperatura y velocidad.
  • Cuando la harina se haya tostado ligeramente, añade la leche, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta y programa 5 minutos, 110º, velocidad 1 de remover. En el último minuto añade 2 cucharadas de queso rallado. Ha de quedar una bechamel clarita. Si no fuera así, añade un poco de leche y déjala un minuto más.
  • Precalienta el horno a 200º.
  • Saca el pastel de la nevera. Quita el papel film y colócalo en una bandeja que pueda ir al horno. Vierte la bechamel por encima y espolvorea con el queso rallado.
  • Introduce el pastel en el horno durante 5 minutos o hasta que el queso esté gratinado.

Descargar receta Pastel de pisto aquí.