Preparación

  1. Los pimientos choriceros los encontrarás en el mercado, secos. Para poder utilizarlos en nuestras recetas, es necesario hidratarlos y extraer su pulpa (la carne del pimiento). Retira los tallos y las semillas del interior. Colócalos en un bol con abundante agua templada durante 1 hora. Después, córtalos por la mitad y retira la carne raspando con una cucharilla. Reserva.
  2. Cachela las patatas, es decir, parte en trozos rompiendo la patata con un tamaño de 4 cm. aproximadamente. Reserva.
  3. Pica la cebolla y el ajo en el procesador de alimentos con el disco de picar grueso. Reserva.
  4. Introduce el aceite en el bol y monta la batidora flexible. Añade la cebolla y el ajo y un poquito de sal. Cocina a 105º durante 5 minutos en posición 2 de remover.
  5. Añade el chorizo en rajas gruesas (como de 1 cm. de ancho) y la guindilla. Monta el gancho de remover y cocina 5 minutos más.
  6. Retira el gancho de remover e incorpora las patatas y la carne de los pimientos choriceros. Cubre de agua y programa 27 minutos a 105º en posición 3 de remover.
  7. Rectifica de sal y remueve el interior con la espátula. Continúa 2 minutos más.
  8. Finalmente, comprueba el punto de cocción de las patatas (dependerá del tipo de patata y del tamaño de los trozos) y el espesor del caldo. Si las patatas te gustan más desechas o prefieres un caldo más espeso, continúa cocinando.
  9. Truco. Para un caldo muy espeso, aplasta un par de trozos de patata y remueve cocinando un par de minutos.

Descargar receta Patatas a la riojana aquí.